7.03.2015

Maná: ¿Dónde jugarán los chicos que les vale (madres) vivir sin aire?

Lo prometido es deuda… Así que hoy vamos a analizar la otra banda que ya había anunciado desde la entrada pasada. La verdad es que tenía una fuerte duda en si analizar a la banda a continuación, o a los Fabulosos Cadillacs. No elegí a los Cadillacs porque aún pienso que tengo que seguir conociendo a la banda para luego realizar un análisis más…decente y concreto. Más adelante será.

Bueno lectores, he aquí a Maná. (De formación actual: Fher, Juan, Alejandro (otro tocayo) y Sergio)



En principio hay que admitir una cosa que verdaderamente es muy cierta: Esta agrupación, originada en los últimos destellos de los años 80’s, se ha renovado progresivamente y por ende, ha cambiado su enfoque con el pasar de los años. Es una transición del rock al pop demasiado notable. No es algo malo, porque las bandas con el pasar de los tiempos deben buscar nuevos estilos, para no estancarse en uno mucho tiempo y perder el éxito que alguna vez se adquirió.

El cambio de estos mexicanos fue por un bien mayor, claro está, pero fue brusco y no exploró horizontes desconocidos, sino que se fue por donde la corriente los llevó. Dicho esto, exploremos los primeros años de esta agrupación de Guadalajara, que tuvo en esa época una clara rivalidad con los Caifanes, del DF.

Maná (Alias: El homónimo) (1987)



El proyecto de una agrupación musical de unos jóvenes entre los cuales se encontraba Fernando Olvera, un joven con muchas aspiraciones, primero se hizo realidad en “Sombrero Verde”, una banda que a pesar de que exploró varios estilos, no logró un éxito notable en el medio de la música mexicana.

Se acabó este grupo, pero algunos de sus integrantes (Fher incluido) no se rindieron y formaron otra banda con un estilo claramente ya definido y un objetivo común: lograr un total éxito. De eso salió Maná, con su primer trabajo discográfico que casualmente es un homónimo (Que original… Véase Caifanes, Soda Stereo, Vilma Palma, y un largo etcétera…).

Podemos evidenciar que como ya lo había dicho, las piezas que salen de este álbum y de sus posteriores se caracterizan por un estilo ya definido: “Una mezcla del estilo rockero con ritmos típicos más mexicanos, de manera más sutil que los otros fulanos (Saúl Hernández y cía.)”

Respecto al análisis en profundidad de cada uno de los sencillos de este álbum:

“Robot” como el primero de todos, destaca por el nivel de voces al apegarse más al ritmo y a la tendencia de la canción. El tema de las letras no es algo que no se haya visto antes, pero Maná le impregna su propio “estilo” a la dirección que va tomando la canción. Arreglos instrumentales muy simples, pero suficientes para la canción.



 “Lentes de sol” no posee unas líricas de tanta profundidad, pero la canción es muy disfrutable (sobre todo en las primeras estrofas) debido al estilo que le dan tanto la mezcla rítmica ya mencionada, como los arreglos rítmicos dentro de la canción. Las voces se notan muy suaves, frente a una canción que no tiene ese mismo grado de suavidad. Es aceptable.

 “Queremos Paz” destaca tanto por su ritmo un poco más acelerado, como por el uso constante del saxofón, que le da más variedad al camino que toma la pieza musical. Un claro mensaje de paz y armonía también se quiere transmitir en esta canción.

“Mentirosa” digamos que es el complemento de “Robot” (Robot con Mentirosa, Mentirosa con Robot, y del mismo modo, en el sentido contrario… =D). Bueno, hablando en serio, estas dos piezas tienen casi el mismo enfoque o tendencia. La primera mencionada tiene una mejoría en cuanto a los arreglos rítmicos y vocales. Ambas tienen el mismo estilo.



Falta Amor (1990)



Cambiando de casa discográfica con busca de un mucho mayor éxito respecto al Homónimo, y con una serie de nuevas canciones, Maná se arriesgo en el medio musical lanzando su segundo álbum de estudio.

Este mejora completamente las características que tenía el primer disco, y empieza a tener repercusiones e impacto no sólo en su país de origen, sino a nivel latino. Eso sí, no fue tan exitoso afuera de los Estados Unidos Mexicanos, pero si dilucidó un horizonte que pronto sería alcanzado con el disco posterior.

“Rayando el Sol” es una canción con un tono suave, pero de alguna manera consigue mucho impacto. La voz es enérgica y la letra contiene una mayor profundidad (no tanta…) que las canciones predecesoras. Arreglos rítmicos muy normales, no son malos pero tampoco es una maravilla del mundo.

“Estoy agotado” tiene un ritmo más rápido. Luce como típica canción noventera de bares, discotecas o fiestas. Se puede destacar en creces toda la instrumentalización debido a la variedad de implementos usados para la canción (percusiones, coros, vientos y las infaltables cuerdas) y la letra básica, pero pegadiza.



“Buscándola” representa la evolución que Fher y compañía han tenido del primer disco a este, y tal vez el preludio de la siguiente evolución. También, no posee unas líricas de mucho impacto…son básicas, porque más bien en esta canción igualmente se destaca tanto la variedad de instrumentos, como la potencia del vocalista en su voz. Es algo muy bueno.



“Perdido en un barco” muestra la faceta más típica de la agrupación, debido a los coros, la mayor variedad en los instrumentos, y en sí, la letra de la canción. Representa fielmente la cultura mexicana. Nada más por decir.

¿Dónde jugarán los niños? (1992)



Al fin… Este es el álbum mas celebre de esta banda. ¿Por qué? Simplemente porque rompió esquemas, tuvo mucho más impacto que los otros dos, e impulso completamente el éxito de la agrupación en toda América Latina.

Digna respuesta al Silencio que publicaron los Caifanes en este mismo año, se caracteriza por ser uno de los discos más memorables del Rock Latino. Discoteca noventera, fiesta de 15 o de grado que se respete reproduce al menos dos de los sencillos de este álbum. Así como es de difamado, es de exitoso, afortunadamente.

Esta pieza comienza con una de las canciones más “hermosas” (sin caer en lo meloso) en todo el sentido de la palabra: “De pies a cabeza”; puesto que ofrece una letra concreta, inspiradora y muy tierna, perfectamente combinada con una instrumentalización muy impecable, unos coros muy disfrutables de escuchar y un ritmo alegre y bien logrado. Por mucho el mejor sencillo de Maná en mi “humilde” opinión.



“Cachito” es uno de los tracks más suaves que ha tenido esta agrupación en toda su carrera. Y puedo decir que logran darle un leve y suave sentimiento a una canción que instrumentalmente tiene la misma intención.

“Oye mi amor” es una de las canciones más emblemáticas del grupo, y varias son las razones de este fenómeno: Unas letras de alto impacto, una voz con una intención fuerte y una mezcla de instrumentos completamente dignos del Rock. Sólo eso, y logro ser memorable tanto en los 90’s, como en épocas posteriores.



“Vivir sin aire” algunas veces llega a tener la misma tónica de “Cachito”, pero tiene un enfoque un tanto diferente, además que el ambiente rítmico e instrumental tiene una variedad notable frente a la ya mencionada. El sentimentalismo o también llamados “feelings”  están muy presentes en este sencillo.

“¿Dónde jugarán los niños?” muestra una realidad que se veía tanto en la época como ahora: La contaminación. Da un mensaje SUTIL (¡muy bien!), pero muy claro sobre que debemos cuidar el medio ambiente o planeta para que nuestros hijos (o nietos) tengan dónde jugar.



“Te llore un río” tiene una tonada menos ligera que las otras canciones que son suaves, pero aún así no deja de ser asombrosa y sentimental. En mi opinión se notan más los “feelings” que en cualquier otra canción, que junto a la letra tan increíblemente pegadiza, dan un toque agradable a esta canción.



“Me vale” es otra insignia de los Maná. A pesar de que Fher no canto esta canción (la ÚNICA que no cantó), se escucha muy bien. Es mandar al carajo todo e ignorar lo que las personas piensen sobre uno. Es el sencillo con más ritmos fuertes y acelerados, otra para los “prom” y fiestas relacionadas. Para mí no es la mejor, pero si es demasiado memorable.



Bueno, aquí acabó este análisis al grupo de Fher en sus años dorados. Si quieren que continúe con lo que falta de la historia de esta banda, pídanlo en los comentarios y con gusto lo obtendrán.


Nos veremos en otra ocasión. Hasta más adelante!
"Ahora el fin marca otro inicio"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario