5.06.2016

Una ojeada a: 7. Mientras Llueve (Fernando Soto Aparicio)

Melissa había quedado totalmente desconcertada. Nunca en su vida había asesinado a alguien sin compasión. A pesar de que sabía que era la única salida para salvar su vida en aquel momento, no estaba exenta de sentir la desesperación tan enorme que la atormentaba en ese instante.

Después de 3 meses de haberse sentido amada por un ser tan misterioso como su mismo pasado, ahora sólo existía soledad en su cuerpo y en su mente. ¿Dónde estaba? ¿Qué había pasado con su entrañable compañero del resto de la vida? Empezaba a entender parte del temor que él sintió cuando ella lo convenció de entrar juntos a la mansión. Algo si era claro: No tenía intención de descansar hasta encontrar a su amado, pasara lo que pasara.

—No quiero perderte, eres aquella esperanza por la cual aún sigo con vida. Sé que saldremos de esta—se decía a sí misma, al pasar pasillo tras pasillo sin respuesta alguna.

Melissa era consciente de que él no era su única razón para existir y que no podía depender de él para continuar su vida. Sin embargo, su Liebe* era demasiado importante para ella porque apareció en el momento indicado: cuando la humanidad dejó de importarle…

*Liebe: En alemán - amado, querido, mi cielo.

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

“Y esperaré la muerte,
Amiga muerte, mientras afuera llueve…”

In memoriam… Fernando Soto Aparicio (11 de Octubre de 1933 – 2 de Mayo de 2016)

Fernando Soto Aparicio. Reflejó las vivencias sociales de aquel entonces en varias de sus obras...

Crece aún más mis intereses por reseñar y analizar libros en Ya viene… Todo a su Tiempo. Y pues este artículo deseo hacerlo principalmente porque la pieza en cuestión marcó mi vida literaria, como pocas obras lo han hecho…además de ser un homenaje al autor que falleció hace muy poco tiempo. A pesar de que no es una de sus críticas directas a la sociedad colombiana, si logra significar una historia llena de traumas, injusticias y enredos bastante bien estructurada.

La siguiente es una reseña analítica un tanto subjetiva de la pieza titulada: Mientras Llueve

Esta obra fue publicada en 1966, en una época muy difícil para la sociedad colombiana que empezaba a sufrir los rastros de un conflicto armado naciente. Como ya lo había aclarado: si bien no existe una relación directa con la realidad social, aún así existen muchos rasgos de esa realidad en esta singular historia. Aún estoy frente al pórtico, lleno de dudas que continúan pasando mi cabeza. Celina… ¿Eres tú?

Caratula del libro. Y sí, todo ya estaba podrido en Celina cuando ambos su eterno amante intentó reencontrarla.

Una historia centrada en traumas emocionales. Situaciones injustas y una vida que jugó en contra de una mujer que sólo quería ser un alma libre. ¡No! Intentar ser un alma libre le causó ser condenada a un encierro del cual logró escapar, pero del que no se pudo recuperar. Por el otro lado está su amante, un tímido hombre que a pulso se convirtió en un escritor reconocido, una faz de sí mismo que el autor quiso plasmar en una historia en la cual el amor y el deseo desenfrenado tienen cabida en una utopía que siempre será irreal.

Fernando (el protagonista) aún tiene en su mente los recuerdos de aquella mujer llamada Celina. Esa fue la mujer que lo marcó para siempre, con la que tuvo una única noche más que suficiente de desenfreno, y que injustamente fue relegada a la prisión por no querer cumplir los caprichos materiales de su despreciable familia. Aunque tenga una familia de ensueño y una vida bastante codiciada por otros, todavía no puede dejar ir el rastro que le dejó su chica amada, que por causas del destino, a 10 años de su condena la ha vuelto a ver.

Así comienza y así termina. Una fuerte lluvia causando inundaciones y destrucción...

Terminó como prostituta en uno de los barrios más deplorables (Martín Pérez) de la ciudad angosta de Bogotá; con un cuerpo más que desecho, pero con recuerdos de aquel hombre que por alguna razón la mantenían viva. Llevaba en su seno un diario, lleno de historias vividas durante diez años llenos de trauma…un diario que cuidaba más que a su propia vida.

Aquel diario mencionado con anterioridad será el eje de toda la novela. Todos los traumas, situaciones difíciles, experiencias incomodas o asquerosas e ilusiones de esa mujer, Celina, estarán descritos con mucho detalle en aquel conjunto de hojas. La trama y la misma narrativa del libro llegan a ser bastante atractivas debido a la descripción tan profunda que se hace de los hechos; uno como lector logra meterse en el papel de ser un eterno acompañante de Celina en cada una de las vivencias que experimentó por varios años.

Por si las dudas, el diario de ella era sólo unas hojas cosidas en estado deplorable (Lo contrario a la imagen). La tinta roja con su letra característica era un símbolo que llamaba la atención

El ritmo es constante y en muy pocas ocasiones se vuelve tedioso. A pesar de que hay relatos que simplemente pueden ser omitidos, la verdad es que la mayor parte de las ideas son cuidadosamente desarrolladas con las palabras que contiene el diario. Aunque suene muy cruel, hay que admitir que el permanente trauma logra convertir a Celina en uno de los personajes con más evidente evolución en la historia… además de guiar a los lectores al verdadero origen de todos los problemas que va afrontando.

La narrativa, si bien es buena a secas, llega a atrapar por completo la intención psicológica que pretende generar la historia: Hacer sentir al lector (o espectador) impotencia, un poco de ira, un tanto de ilusión y hasta miedo (¿Por qué no?) debido a lo variado que llega a ser esta obra en cada conjunto de páginas. El ambiente oscuro en el que está desenvuelta la trama se desarrolla de una manera muy cómoda y a la vez bastante madura, cosa que sorprende teniendo en cuenta la temática no muy original y la interpretación jamás antes vista (al menos de parte de escritores colombianos).

Una pena injusta, sólo para una mujer libre y soñadora. Ni el amor reparó la injusticia...

Esta pieza sólo se compone sólo de dos capítulos: Pórtico y Celina. Mientras que el primero (una corta travesía) narra todos los hechos que causaron que Fernando lograra encontrar el diario de Celina, el segundo (que ocupa el resto del libro) nos introduce en todo el tiempo de ansiedad y sufrimiento que Celina plasmó en su diario hasta momentos antes de que su amado encontrara tal artilugio. Un final un poco predecible, pero que impacta a los fieles seguidores de cada una de las páginas que aquella mujer escribió huyendo de todos sus temores latentes.

Por último (y para concluir), puedo decir en mi opinión subjetiva que Mientras llueve llega a ser una historia legendaria, evitando una crítica social directa (algo bueno para no caer en corrientes poco innovadoras) para traernos un trauma psicológico lleno de pesadillas, esperanzas, ilusiones y vivencias que incluyen una impotencia latente de ver a la protagonista ser víctima de una horrible injusticia con la que desgraciadamente tuvo que experimentar por toda su vida.

ACLARACIÓN: Qué no se note la inspiración (alias copia) hacia Chucho Calderón de La Zona Cero… Considero que también debería dejar de usar números para calificar, sin embargo me gustaría conseguir o ingeniarme mi propio sistema de calificación. Por ahora, sólo verán una frase corta que resume el desempeño del contenido evaluado.

Mientras Llueve. Es más que un simple libro con memorias deprimentes dentro. Mucho más...

NOTA FINAL: Un trauma digno de lectura. La impotencia de un amor desenfrenado e imposible hecho literatura. Una excelente tragedia al estilo del pos-boom latinoamericano.

Este fue un artículo corto. Pero en lo personal, me encantó hacer este homenaje merecido a un titán de la literatura latina. Descansa en paz, Fernando Soto Aparicio. Den +1 (parte de arriba del blog), comenten y compartan este análisis, para que tengamos más impacto.

Nos veremos en otra ocasión. ¡Lo nuevo Ya viene… Sólo esperen lo que sigue, Todo a su Tiempo!


“Ahora el fin marca otro inicio”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario