9.11.2016

Incomprendidos por doquier: Illya Kuryaki & the Valderramas

Proximamente...
¡Se viene algo grande!

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

Hablar de este dúo de artistas argentinos que se basan en el funk, el soul, el rock y el rap no es fácil. Es un grupo que tienen una carrera cubierta de distintos matices, que es demasiado complicado saber si en un pensamiento general logran llegar al nivel al que algunos críticos suelen llamar “De culto”.

Disculpen a este servidor… Si querías un análisis híper detallado a cada punto de la carrera de la siguiente agrupación, este no es el artículo indicado; sin embargo, si por ahora quieres un análisis corto, pero mentalizado de la influencia que ha establecido el ya mencionado grupo…Te invito a que te tomes una bebida bien fría (o caliente si estas con un día muy mamón) y que disfrutes de la siguiente entrada.

Dos grandes mentes unidas en un proyecto aún incomprendido: Illya Kuryaki & The Valderramas

Ellos son Illya Kuryaki and the Valderramas (o IKV), dos chicos que se criaron en contacto directo con el medio musical argentino: Dante Spinetta (hijo del Flaco Spinetta) y Emmanuel Horvilleur (hijo del fotógrafo Eduardo Martí). Desde muy pequeños se inculcaron con el don de aportar sus pensamientos al vasto mundo de la música e iniciaron con parodias y sátiras propias de niños de su edad (12 años).

Una parodia a Menudo (Pechugo) que interpretarían algunas canciones de Luis Alberto Spinetta junto a familiares y amigos de sus mismas edades. Sin embargo, tanto Dante como Emmanuel querían romper barreras: hacer algo nuevo, manifestar sus burlas y pensamientos por medio de su propia versión del cuarto arte, mas no una simple parodia. Así nacieron Illya Kuryaki and the Valderramas con su primer álbum: Fabrico Cuero en 1991.

Con esta cosa comenzó el trayecto variado de los Valderramas. Es un tanto raro...

Es un disco de un género que no creo que adivinen porque es tan impredecible (sarcasmo, sarcasmo). Al parecer, estos chicos que rondaban los 15 años no sabían que el género que cantaban ya se hacía e incluso era bastante popular en el medio anglosajón. Era algo conocido como rap…y los Valderramas, afirmaron con su propia tenacidad: “Sí, entonces hacemos rap”.

¿Qué puedo decir del debut? Es algo lamentable, pero al menos se arriesgaron a desafiar los esquemas en su país. Digo que es lamentable porque veo una instrumentación muy básica (algo que luego mejoraría el dúo con el tiempo) … sólo una o dos canciones son la excepción a la regla. Además, que, frente a alternativas presentes en otros países, lucen bastante básicos. Las letras tienen mensajes maduros y serios, pero con cierto toque juvenil característico de los intérpretes. Al final, creo que en el entorno musical tuvieron un poco de razón en reiterar la fama prestada que los recién formados Kuryaki tenían de sus padres…todo basado en este álbum.

Recomiendo la canción homónima: “Fabrico Cuero” porque es el mejor producto de los 7 en el disco. Y porque el espíritu juvenil y de revolución musical se nota con más fuerza en esta pieza. (A esa edad tenían un repertorio de baile que ni se imaginan… Espíritus libres).

Una presentación extravagante con un primer trabajo muy básico. Revolución Musical (¡Que pasos!)

Dos años después llegaría Horno para calentar los mares. Hubo cierta mejora y evolución frente a su predecesor: Una mirada menos naïf, pero con la misma sátira de antes. Una instrumentación más consistente y, sobre todo, variada (aunque en algunas canciones no se nota tanto, o ni siquiera pasa). Aun así, con mucho ánimo es un disco que se deja escuchar fácil y se disfruta; no obstante, no se deja de lado que es el LP musicalmente más duro de los Kuryaki.

El segundo mejora muchas falencias del pasado. Se empieza a manifestar la variedad musical de la agrupación

Y aquí tenemos a “Virgen de Riña”, mi recomendado personal. Si bien es una balada con estilo más suave que el resto del disco, es verdaderamente un deleite para mis oídos. Lastimosamente, la discográfica Polygram no quiso seguir respaldando a la banda… Por esta razón, el siguiente trabajo de Illya sería posible gracias totalmente a los ahorros de ambos chicos. Y el éxito se manifestó…

Una pieza suave que resalta en un mundo serio y duro...

El éxito masivo se manifestó con Chaco, en mi opinión el segundo mejor álbum de IKV. Confirmaron que tenían una identidad propia, una esencia a desarrollar, unas letras para disfrutar de inicio a fin, unos arreglos instrumentales particulares y únicos, un todo en la cima del triunfo. Ahora Gigolo Productions (sello discográfico creado por ellos mismos) se encargaría de difundir los éxitos salientes y futuros del dúo, y este fue su primer impacto directo al entorno musical.

El comienzo del éxito masivo. El medio latino se revolcó (literalmente) con este buen disco.

No es una maravilla, pero en serio se nota la continua evolución que Dante y Emmanuel desarrollaban con esta pieza. Varios géneros con potencial son aprovechados fuertemente por el dúo: Funk, Rock, Hip Hop y hasta Alternativo. La irreverencia y el aspecto refinado de los Kuryaki se hacía presente desde Chaco (su inicio) hasta Nacimiento (el track final). Los sencillos promocionales (Abarájame y Jaguar House) fueron un hit por el significado que tenían en el medio de esa época. Ya eran un boom, pero sabían que tenían que avanzar con los trabajos que quisieran realizar después.

“Hermoza from Heaven” y “Jaguar House” son mis recomendadas del álbum más conocido de los Valderramas. Una suave balada de reflexión (Hermoza) y una casa de sonidos funky y de soul llevados hasta el límite (La casa jaguar).

Refinado, con estilo, pero conservando el sonido realmente urbano. Eso es Jaguar House!

Ah, cierto... El Unplugged. Ninja Mental se convirtió en la invitación que los Valderramas recibieron de parte de MTV para que el medio los difundiera a través de todo Latinoamérica. En la 8° vez en la que MTV presentaba un desenchufado con un grupo (o artista) de habla hispana, IKV demostró su gran potencia en vivo y con un ambiente totalmente desconectado. Destacan las reinterpretaciones de sus grandes éxitos de álbumes anteriores junto a una participación resaltable de Luis Alberto Spinetta.

Una oportunidad llena de relax, ambiente de hip hop en formato desenchufado

Tal vez en un futuro pueda hablar más a fondo de los MTV Unplugged de habla hispana.



Versión Acústica de "Hermoza from Heaven". Juzguen por ustedes mismos

Para mí, Versus es una obra de transición. Es claramente una continuación de lo dejado en Chaco, mezclado con la esencia de las referencias refinadas sexuales del futuro que les esperaba a los IKV. No he tenido el placer de escuchar todo lo que me puede ofrecer esta pieza, pero con lo que ya he podido ver puedo decir que merece aplausos y más.

Versus. Significa además de una transición: Una suciedad, una seriedad, una oscuridad...

Aunque no la considere como la gran obra de los Kuryaki, si debo admitir que refleja un sonido lindo, atrevido y sucio al mismo tiempo; con tintes únicos que logran colocar al grupo en una dimensión donde la innovación es lo que los caracteriza. El espíritu juvenil y adolescente sigue siendo la marca imborrable del álbum, pero a la vez existe una seriedad y una fantasía que te transporta a través de distintas escenas, las cuales son armonizadas de una manera bastante destacable.

“Jugo”, ese track tan simpático que te envuelve en el sexo y en la lujuria que te elevan a la cordura más alocada que pueda existir.

"Recuéstate aquí, el jugo caerá; al amanecer, te haré llover"

Llegamos a mi parte favorita de toda la trayectoria de los Illya Kuryaki. La que en mi opinión es su obra y punto máximo en la música: Leche. ¡¡OH DIOS MIO!! Es mi álbum favorito de Illya Kuryaki & The Valderramas, y por muchas razones. He aquí la justificación:

Desde la portada del álbum, un reverendo tabú en aquella época. Hasta fue censurada en ciertos lugares...

Leche es un compendio de irreverencia sensual, profundas emociones, espíritu adolescente que se puede tomar en serio sin parecer tan ridículo (sólo en ciertas ocasiones peca por satirizarse tanto), historias mínimas con trasfondo poético…Y un coro lleno de: “A mover el coolo, a mover el culo, a mover el culo, a mover el culo” (Bueno, lo último no tanto así jajaja).

Coolo (el primer sencillo) es en toda regla un tabú. Mucho funk, muy buena instrumentación y mucho movimiento de ya saben que... (¡A mover el culo!)

¿Y Chaco y/o Versus qué? Son álbumes muy disfrutables y con una esencia indiscutiblemente única; son piezas de buena calidad. Pero Leche considero que junta todas esas características, además de ser una obra adelantada para su tiempo. Dante y Emmanuel nos traen un producto con el que varios sentimientos salen a flote, la sátira está a flor de piel y el estilo vuelve a ser naïf, pero con un ambiente seductor, a veces corrompido, único e irrepetible por otros artistas (al menos por unos 15 años).

Si quieren que amplíe mi opinión sobre Leche, dejen su opinión en los comentarios del artículo. ¡Ahí los espero! :)

“Latin Geisha”, “Apocalipsis Wow” y “Lo que nos mata”. Tres recomendados para un disco excelente, una obra maestra con la que IKV confirmó su estatus de “agrupación de culto”.

El primer track de esta maravilla. Despierta el espiritu adolescente y el sabor del hip hop y del funk.

Apocalipsis Wow es más suave, pero no deja de tener el estilo y la esencia característica del disco.

La mejor canción de Leche por mucho. Una balada con mucho sentimentalismo y presión.

Lo que comienza un día tiene que terminar… Y el proyecto de Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur también tenía que hacerlo; no obstante, fue algo muy cuerdo y formal terminar lo hecho durante 10 años en buenos términos. Muestra de esto, es el último disco del dúo: Kuryakistan.

El álbum de despedida. Reinterpretaciones experimentales, pero no destaco mucho de esto

El último álbum del dúo es en su mayoría un recopilatorio y una reelaboración de canciones del pasado que demuestra la gran variedad a la que la agrupación se podía abrir. No propone innovación en casi nada, y es seguro que puedes saltarte este álbum a la hora de recorrer la historia artística de Illya Kuryaki… sin embargo, si estás interesado en entrar de lleno en este disco; te advierto de antemano que la experimentación está al tope.

Sobre las nuevas versiones, no puedo decir que hayan mejorado su esencia. En algunos casos la modifican de manera que no se sienta forzada, pero en otras ocasiones pueden arruinar la buena construcción que había en un principio. Y acerca del nuevo contenido, debo decir que son piezas buenas (a secas, sin algún valor agregado), continuando en partes el trabajo desarrollado en Leche, mezclado con claros tanteos en la electrónica, el hip hop y la balada.

Son canciones desconocidas, y no muy resaltables. La despedida no es fácil, y el álbum no manifiesta de una forma satisfactoria este evento. Aun así, destaco A-dios: Una balada emocional dedicada al manager fallecido del grupo: José Luis Miceli. Escucharla es una sensación encantadora.

Uno de los últimos sencillos de IKV. Una balada que muestra cierto avance desde su predecesor

¿Cuál es mi conclusión en general? Esta banda está a años luz de ser mala, debido a que nos ofrece en cada disco (o al menos en la mayoría) una renovada manera de innovar en la música a través de la mezcla de varios géneros como el rock, el hip hop, el rap (sus principios) y el funk (su culmen). 

Los comienzos y la consolidación de IKV nos demuestran las grandes ideas que tuvieron unos chicos que fueron creciendo alrededor de un ambiente en donde sí o sí, tenían que mostrar al mundo esas extravagantes ideas. Por lo cual, los valoro como una innovación casi constante, que aunque no sea para todo tipo de público, dan todo de su parte para que la evolución sea continua. Grupo bueno, con aspiraciones a ser muy sobresaliente... Ah sí, por si no queda claro: Innovadores y Adelantados para su tiempo.

Tarde o temprano el grupo renacería con un regreso algo cuestionable. Eso será para otra ocasión

Y aquí acaba este artículo. Cada integrante eligió su propio camino y durante 10 años vivieron alejados de aquel pasado que los volvió influyentes en la música latina. Se habían vuelto una leyenda viviente… Hasta que el ave fénix renació de las cenizas…

Espero que hayan disfrutado este breve recorrido a IKV, un gran exponente de la música realmente urbana en Latinoamérica. Nos veremos en una próxima ocasión.

Den +1, comenten sus opiniones y si quieren que haya una segunda parte de este artículo, además de compartir esto en sus redes sociales.



“Ahora el fin marca otro inicio”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario