5.27.2016

Un sueño llamado Soda Stereo - Capítulo 0: Demagogo


Los problemas no importaban porque ella era feliz al lado de su madre y de su pequeña hermana, que día a día llevaban una vida bastante tierna y entrañable. No obstante, en un día casual, todo eso iba a terminar.

Realmente un cumpleaños es la oportunidad más nefasta en la que tus seres más queridos pueden simplemente dejar de existir por un capricho humano. Ese 8 de septiembre nunca lo iba a olvidar por el resto de su vida.

—Mamá, ya llegué. Estoy muy cansada… Mamá, ¿Estás por ahí?

Nadie contesto y Melissa se preocupó. Inmediatamente subió las escaleras hasta donde se encontraban las habitaciones de ella y de su hermanita. Antes de llegar observo que en el comedor de su casa había un plato en el que se encontraba un pastel con unas velas… además había algunos adornos adicionales alrededor de la sala que tenían que ver con sus 15 años, los cuales ella quería que fueran discretos, sin ninguna fiesta o viaje por el estilo.

Terminó de subir las escaleras y escuchó algunos susurros. Primero entró al cuarto de su madre, en el que no encontró a nadie. Luego, al entrar al cuarto de su hermana, quedó pálida por la situación.

Su madre estaba inconsciente y su pequeña hermana (llena de miedo) estaba siendo consentida por un chico que parecía ser joven. Uniforme gris, cara tapada, sólo se le podían ver los ojos, unos que reflejaban un extraño apetito por aquel ser inocente al cual amenazaba. Sin pensarlo dos veces, Melissa intentó golpearlo y lo logró…aun así, otro joven la retuvo para después dejarla con la consciencia perdida

—… Despídete de lo que más amas, ramera homosexual. Ahora estás sola…—

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

Este será el último artículo que tenga la fortuna de realizar antes de que este blog comience una pausa de dos meses. Y qué mejor que iniciar uno de los megaproyectos que tengo en mente como lo es “Un sueño llamado Soda Stereo”, que consistirá en varios artículos en los que analizaré la historia y las canciones de este relevante grupo de rock en español.

El capítulo de hoy (que es algo así como el piloto) será bastante breve; sin embargo, abrirá las puertas a historias más elaboradas acerca de la banda de Gustavo, Charly y Zeta. Aclararé que varias de las referencias históricas serán tomadas de fuentes confiables de internet, además del libro “Cerati: La Biografía” de Juan Morris. Sin más que agregar, comencemos con este largo relato.

Capítulo 0: Demagogo

1982. El principio de una leyenda

Héctor Bosio y Gustavo Cerati se conocían muy bien de la carrera de Publicidad en la Universidad del Salvador. Experiencias musicales con los grupos musicales en los que cada uno participaba fueron los que reforzaron su amistad en un rincón de Uruguay, donde la banda de Gustavo se quedó varada y al ver esto, Héctor le ofrecería posada a su compañero universitario. Conversaciones y veladas interesantes entre los dos compañeros gestaron la idea de formar una banda fija, con la cual recrear un estilo similar al de bandas británicas como The Police, grupo favorito de ambos chicos.

The Police ya había venido a Argentina. Verlos marcó las vidas de Héctor y Gustavo

Ya estaba el bajo, la guitarra y la voz. Eso sí, necesitarían un baterista formidable, que terminara de demostrar la capacidad que un grupo de música underground argentino podía tener. Y después de mucho esfuerzo y búsqueda, el suplicio de ambos jóvenes se concretaría por casualidad… porque un tal Carlos Alberto Ficicchia estaría intentando tener una cita con Laura, la hermana de Gus. No tardaría la curiosidad en hacer de las suyas para ver interactuar a estos chicos que tenían unos gustos musicales muy similares, logrando que un día se encontrarán para juntarse a tocar.

Con el cabello corto y con ansias de explotar la gran pasión que tenía por la música, Charly recibió en su casa a Gustavo y a Héctor, el cual era apodado Zeta por llegar siempre tarde a los ensayos (con justa razón, vivía fuera de la ciudad). Escuchar las canciones de sus ídolos musicales (The Police) era el primer paso que podían dar para decidir qué y cómo iban a componer canciones. Las mentes estaban listas y no sólo se dedicaron a interpretar covers, sino que florecieron las primeras piezas de un grupo que por aquel entonces se hacía llamar “Los Estereotipos”.

Se hacían llamar los Estereotipos, un nombre que en un principio fue acorde con su estilo. Luego, todo cambiaría...

Alrededor de 1982, se gestó una colección de canciones que no es propiamente un álbum. Fueron unas primeras composiciones que, si bien no se retomaron en un disco posterior, lograron recuperarse con el fin de que varios curiosos lograrán conocer lo primero que el trio de Estereotipos hizo en toda su carrera.

Demagogo [?] (1982)

Portada No Oficial

1.  Demagogo
2.  Choripán
3.  El héroe de la serie
4.  Trae Cola
5.  La calle enseña


¿Qué es lo que sucede con este Pre-Disco? Es que es algo bastante complicado. Empezó una búsqueda de un estilo propio que caracterizara a los Estereotipos (algo que duraría hasta su segundo LP). Y pues esta colección de canciones tiene un gran parecido con lo que sería el producto final de su álbum debut. En casi todas las 5 canciones, existe un ritmo algo pegajoso y una letra no tan desarrollada.

Hay algunas excepciones a lo que acabe de mencionar. Respecto a piezas como Trae Cola y La calle enseña se puede ver un progreso en cuanto a las líricas y una instrumentación que, si se hubiera grabado de manera más nítida, sin duda sería una maravilla.

El futuro aguardaba grandes cosas...

Los primeros recitales de los futuros Soda fueron con estas canciones y otras más que no se volvieron a encontrar o que fueron utilizadas para el debut oficial. El principio es difícil, y hay que analizar que la referencia a sus ídolos británicos se evidencia más en la jocosidad de las canciones o en el ritmo tan peculiar que podía interpretarse en aquel entonces.

Me alegra haber descubierto el verdadero inicio musical de Soda, siempre es una clara evolución desde el lado más novato hasta el lado más legendario. Tarde o temprano los Estereotipos marcarían la música latinoamericana con un sello imborrable… y el reconocimiento empezaría a florecer dos años después…

¡Nos veremos pronto!

Hasta aquí el capítulo piloto de esta serie. ¡Compartan y comenten este artículo, hagamos de este blog un sitio estupendo para interactuar! Nos veremos en 2 meses con el siguiente artículo. ¡Hasta Pronto!


“Ahora el fin marca otro inicio… en dos meses. El hiatus ha comenzado”

5.17.2016

Una ojeada a: 8. Cerati: La Biografía (Juan Morris)

… Y la humanidad dejó de importarle hace unos 3 años atrás. En aquel entonces era una chica de 15 años, con un pensamiento bastante particular. No se mantenía alejada del mundo que la rodeaba y su vida era muy agridulce por causa de todo lo que vivió: La ausencia de un padre, la cercanía con su madre y su hermana pequeña, su limitada vida social y un amor enfrascado hacia lo más utópico del universo.

Sin embargo, algo la cambiaría por completo.

—Meli, ¿Cómo te sientes?—le preguntó Janneth a su hija, al verla un poco decaída.

—Mamá… nadie en este aburrido mundo me toma en serio.

— ¿Por qué lo dices?

—Me siento sola en aquellas fiestas a las que ambas vamos. Todo el mundo hablando estupideces y yo, silenciosa contemplando esa podrida realidad. Mi novia no me toma en serio y no dudo que ya me haya reemplazado por otra (o por otro sujeto). Mis amigos no van a estar siempre para mí y…

—Puede que pase todo lo que dices, e incluso que yo no esté siempre para ti. Pero fuera de todo eso, yo voy a estar a tu lado cuando lo necesites. Estés feliz o desolada, junto a tu hermanita te tenderé la mano en cada momento—comentó de forma valiente, interrumpiendo a su hija confundida.

Y Janneth reiteró: —No eres como las demás, y no lo digo por ser tu madre. Digo esto porque de verdad me has demostrado lo mucho que vales. Tus acciones, tus gustos, tu carácter y tu personalidad me dicen día a día que mi hija es un ser maravilloso. Ignora todo lo que te aqueja, tú eres más que todo eso. Te amo, Melissa.

—Te amo mucho, mamá—mencionó Melissa con lagrimas en los ojos, pero feliz…

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

Después de haber retirado del blog sus 3 primeros artículos, referentes a cierto recorrido histórico por cada álbum y etapa de la agrupación argentina Soda Stereo, siento que debo realizar un trabajo adicional y no quitar tales trabajos primitivos porque sí. Admito que la calidad de escritura de esas entradas era bastante deplorable, pues aún estaba empezando en este espacio que pronto se convertiría en una pasión para mí.

Mi segunda entrada oficial hablando de este grande. Cerati, un artista implacable

Pronto tendrán un contenido bastante bien estructurado y objetivo respecto a esta agrupación que dejó huella en la historia del rock latino e hispano. Sin embargo, ahora procederé a analizar una pieza que da bastante de que hablar con respecto a ese cantante que con Soda logró cambiar al rock en español para siempre.

Gustavo Cerati protagoniza la obra escrita de Juan Morris: “Cerati: La Biografía”, la cual es un recopilado de lo que Gus hizo en toda su vida, desde su infancia hasta su última etapa artística con Fuerza Natural, y contando cómo fueron esos últimos años en los que un ACV lo dejó en estado de coma. ¡Sin más que decir en la introducción, comencemos esta ojeada!

La portada. La mirada despreocupada de un ídolo del rock en español es lo primero que vemos.
Veremos si el libro tiene la calidad que predica

¿Qué tenemos aquí? En realidad puedo decir que es un conjunto de historias bastante particular. Sé perfectamente que puede haber algunos cambios con respecto a la historia real, pero se nota demasiado que Juan Morris se tomó todo el tiempo del mundo conversando y hablando con casi todas las personas que se relacionaron mucho con Gustavo en toda su vida. Su madre, Lillian Clark, fue la fuente principal de anécdotas, recuerdos y memorias en las que esta producción se basó… aquella mamá que estuvo con él en las buenas y en las malas, una mujer luchadora por su hijo e hijas.

Cada tarde con Lillian fue valiosa para desarrollar la historia de Gus en una perspectiva... diferente.

También ayuda ver la manera de escribir del autor, la cual cae en misticismos sólo cuando es necesario, pero en demás partes de la historia toma la vida de Gustavo como un recorrido en el que los lectores podemos ser participes en vivo a través de sus palabras de todos los acontecimientos que sucedieron en su vida. En eso está basado este libro biográfico, sin embargo no está enfocada totalmente a Cerati, lo cual da pie a que se desarrollen las personalidades y las relaciones de otros personajes cercanos al artista (Unos más que otros, claro está) con una medida casi precisa.

El autor, Juan Morris. Periodista de Rolling Stone que dispensó 4 años para la biografía

Y hablando del rey de Roma, podemos evidenciar un análisis casi profundo de personajes como Lillian, Juan José (su padre), Charly y Zeta (sus compañeros de Soda), Daniel Melero (su amigo íntimo) y Cecilia (la madre de sus hijos). No es por ser lamebotas, pero los ya mencionados son caracterizados de una manera completa, lo cual permite una mayor empatía con estos personajes a pesar de depender de las acciones o pensamientos del protagonista.


Mereces lo que sueñas...

Otros personajes como Tweety (el casi cuarto Soda), Paola (una de sus novias pasadas), Tashi (su primer amor) o Adrián Taverna (su fiel compañero de equipo y sonidista desde los años de Soda) tienen un buen trasfondo dentro de la trama, sin embargo se puede perder el rastro de sus personalidades a lo largo de la historia. Y otros individuos que no deseo mencionar son realmente planos y no logran un desarrollo en el tiempo, a pesar de que tuvieron una total o supuesta relevancia dentro de la vida de Gustavo (Tal vez esto tenga que ver con aquel joven al cual no le agradó para nada lo hecho por Morris…).

Tashi fue revelada como aquella primera musa de Gustavo. Ella definió el rumbo de Soda para que Nada Personal y sus discos posteriores fueran lo que fueron. Es una foto de ella, a los 15 años.

No hay tapujos. Fue algo que me agrado mucho de los sucesos que leí. Aunque sigan existiendo secretos en torno al líder de Soda, eso no impida que se hayan contado muchos otros que son utilizados de manera muy informativa y cohesiva, sin caer en el morbo. Juan Morris se esfuerza en contar cada detalle que haya averiguado de Gus con el objetivo de terminar al fin la sucesión de los hechos de su vida en una pieza con grandes expectaciones.

Pero si pude llegar a encontrar algunos defectos en partes especificas de la trama. Cuando volví a adentrarme en el mágico mundo de la vida de Cerati encontré varias partes inconclusas. Para no dar spoilers sólo me resignaré a decir que no se le dio una interpretación clara a ciertos acontecimientos que fueron relevantes en la vida de algunos personajes (peligros, relaciones rotas, presentimientos). Si bien, yo sé que dejar misterio en una pieza como esta es un factor clave, la verdad es que algunas veces se llegó a abusar de este ámbito tornando a la narrativa un tanto oscura.

Eso sí, esta relación fue una en las que más se ahondó. Cecilia Amenabar, la madre de sus hijos

Las referencias a la música y a las inspiraciones del líder de Soda son interminables, siendo algo que puede dejar una sonrisa o una sensación de curiosidad en el lector. Desde su infancia hasta sus momentos más íntimos, pasando por el romanticismo y la profunda tristeza, tales referencias a la obra de Gustavo causarán mayor interés por aquella trayectoria que se destacó en el rock en español. Algunas son verídicas, otras son rumores, pero siempre estará la intención de conocer y conectar cada parte de la historia.

Equivocaciones de datos y fechas se ven a cuentagotas. Y se justifica, debido a que las personas que fueron entrevistadas para la elaboración del libro no pueden acordarse exactamente algunas y otras fechas que circulan por ahí. Sin embargo, llega a ser una oportunidad para que los seguidores más acérrimos los detecten y los corrijan, brindando más calidad y excelencia a la obra.

Referencia por aquí y por allá. El libro tiene varias de esas que harán sonreír a cualquier fan

Finalmente: ¿Vale la pena leer esta biografía? Les digo un rotundo sí, y no sólo para los fanáticos de Soda y Cerati, sino también para aquellos que deseen conocer la historia de uno de los grandes del rock en español desde una perspectiva más cotidiana y realista. Es un viaje por toda la vida del cantante que te dará ganas de continuar hasta el último instante. Puede que Benito Cerati (el hijo del artista) intente boicotear esta pieza por falta de veracidad respecto a los hechos relacionados con el Accidente Cerebro-Vascular de Gus, pero hasta él tiene que admitir que está frente a una de las más relevantes reconstrucciones de vida de su padre.

No es fácil manejar la situación, pero al ser objetivo se puede ver que hay una reconstrucción fiel de la vida de Gustavo. "No está autorizada por la familia" decía Benito, entonces ¿No valen todas las historias que Lilian Clark le compartió a Morris para la biografía?

NOTA FINAL: Un deleite por cada escena de la vida de Gustavo donde te sentirás un espectador siempre cercano de su diario vivir. Un viaje a la personalidad del cantante y sus más allegados. Una maravilla narrativa que puede alcanzar grandes cosas.

Y sí, ya lo confirmo. En próximos artículos re elaboraré un análisis a cada álbum de Soda. Espérenlo!

Recuerden, ya no doy calificación numérica en los análisis. Hasta aquí llego y nos veremos en una próxima ocasión. Visiten mis redes sociales para estar siempre conectados. Comenten y compartan este artículo con todos sus amigos. ¡Hasta una próxima vez!


“Ahora el fin marca otro inicio”

5.06.2016

Una ojeada a: 7. Mientras Llueve (Fernando Soto Aparicio)

Melissa había quedado totalmente desconcertada. Nunca en su vida había asesinado a alguien sin compasión. A pesar de que sabía que era la única salida para salvar su vida en aquel momento, no estaba exenta de sentir la desesperación tan enorme que la atormentaba en ese instante.

Después de 3 meses de haberse sentido amada por un ser tan misterioso como su mismo pasado, ahora sólo existía soledad en su cuerpo y en su mente. ¿Dónde estaba? ¿Qué había pasado con su entrañable compañero del resto de la vida? Empezaba a entender parte del temor que él sintió cuando ella lo convenció de entrar juntos a la mansión. Algo si era claro: No tenía intención de descansar hasta encontrar a su amado, pasara lo que pasara.

—No quiero perderte, eres aquella esperanza por la cual aún sigo con vida. Sé que saldremos de esta—se decía a sí misma, al pasar pasillo tras pasillo sin respuesta alguna.

Melissa era consciente de que él no era su única razón para existir y que no podía depender de él para continuar su vida. Sin embargo, su Liebe* era demasiado importante para ella porque apareció en el momento indicado: cuando la humanidad dejó de importarle…

*Liebe: En alemán - amado, querido, mi cielo.

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

“Y esperaré la muerte,
Amiga muerte, mientras afuera llueve…”

In memoriam… Fernando Soto Aparicio (11 de Octubre de 1933 – 2 de Mayo de 2016)

Fernando Soto Aparicio. Reflejó las vivencias sociales de aquel entonces en varias de sus obras...

Crece aún más mis intereses por reseñar y analizar libros en Ya viene… Todo a su Tiempo. Y pues este artículo deseo hacerlo principalmente porque la pieza en cuestión marcó mi vida literaria, como pocas obras lo han hecho…además de ser un homenaje al autor que falleció hace muy poco tiempo. A pesar de que no es una de sus críticas directas a la sociedad colombiana, si logra significar una historia llena de traumas, injusticias y enredos bastante bien estructurada.

La siguiente es una reseña analítica un tanto subjetiva de la pieza titulada: Mientras Llueve

Esta obra fue publicada en 1966, en una época muy difícil para la sociedad colombiana que empezaba a sufrir los rastros de un conflicto armado naciente. Como ya lo había aclarado: si bien no existe una relación directa con la realidad social, aún así existen muchos rasgos de esa realidad en esta singular historia. Aún estoy frente al pórtico, lleno de dudas que continúan pasando mi cabeza. Celina… ¿Eres tú?

Caratula del libro. Y sí, todo ya estaba podrido en Celina cuando ambos su eterno amante intentó reencontrarla.

Una historia centrada en traumas emocionales. Situaciones injustas y una vida que jugó en contra de una mujer que sólo quería ser un alma libre. ¡No! Intentar ser un alma libre le causó ser condenada a un encierro del cual logró escapar, pero del que no se pudo recuperar. Por el otro lado está su amante, un tímido hombre que a pulso se convirtió en un escritor reconocido, una faz de sí mismo que el autor quiso plasmar en una historia en la cual el amor y el deseo desenfrenado tienen cabida en una utopía que siempre será irreal.

Fernando (el protagonista) aún tiene en su mente los recuerdos de aquella mujer llamada Celina. Esa fue la mujer que lo marcó para siempre, con la que tuvo una única noche más que suficiente de desenfreno, y que injustamente fue relegada a la prisión por no querer cumplir los caprichos materiales de su despreciable familia. Aunque tenga una familia de ensueño y una vida bastante codiciada por otros, todavía no puede dejar ir el rastro que le dejó su chica amada, que por causas del destino, a 10 años de su condena la ha vuelto a ver.

Así comienza y así termina. Una fuerte lluvia causando inundaciones y destrucción...

Terminó como prostituta en uno de los barrios más deplorables (Martín Pérez) de la ciudad angosta de Bogotá; con un cuerpo más que desecho, pero con recuerdos de aquel hombre que por alguna razón la mantenían viva. Llevaba en su seno un diario, lleno de historias vividas durante diez años llenos de trauma…un diario que cuidaba más que a su propia vida.

Aquel diario mencionado con anterioridad será el eje de toda la novela. Todos los traumas, situaciones difíciles, experiencias incomodas o asquerosas e ilusiones de esa mujer, Celina, estarán descritos con mucho detalle en aquel conjunto de hojas. La trama y la misma narrativa del libro llegan a ser bastante atractivas debido a la descripción tan profunda que se hace de los hechos; uno como lector logra meterse en el papel de ser un eterno acompañante de Celina en cada una de las vivencias que experimentó por varios años.

Por si las dudas, el diario de ella era sólo unas hojas cosidas en estado deplorable (Lo contrario a la imagen). La tinta roja con su letra característica era un símbolo que llamaba la atención

El ritmo es constante y en muy pocas ocasiones se vuelve tedioso. A pesar de que hay relatos que simplemente pueden ser omitidos, la verdad es que la mayor parte de las ideas son cuidadosamente desarrolladas con las palabras que contiene el diario. Aunque suene muy cruel, hay que admitir que el permanente trauma logra convertir a Celina en uno de los personajes con más evidente evolución en la historia… además de guiar a los lectores al verdadero origen de todos los problemas que va afrontando.

La narrativa, si bien es buena a secas, llega a atrapar por completo la intención psicológica que pretende generar la historia: Hacer sentir al lector (o espectador) impotencia, un poco de ira, un tanto de ilusión y hasta miedo (¿Por qué no?) debido a lo variado que llega a ser esta obra en cada conjunto de páginas. El ambiente oscuro en el que está desenvuelta la trama se desarrolla de una manera muy cómoda y a la vez bastante madura, cosa que sorprende teniendo en cuenta la temática no muy original y la interpretación jamás antes vista (al menos de parte de escritores colombianos).

Una pena injusta, sólo para una mujer libre y soñadora. Ni el amor reparó la injusticia...

Esta pieza sólo se compone sólo de dos capítulos: Pórtico y Celina. Mientras que el primero (una corta travesía) narra todos los hechos que causaron que Fernando lograra encontrar el diario de Celina, el segundo (que ocupa el resto del libro) nos introduce en todo el tiempo de ansiedad y sufrimiento que Celina plasmó en su diario hasta momentos antes de que su amado encontrara tal artilugio. Un final un poco predecible, pero que impacta a los fieles seguidores de cada una de las páginas que aquella mujer escribió huyendo de todos sus temores latentes.

Por último (y para concluir), puedo decir en mi opinión subjetiva que Mientras llueve llega a ser una historia legendaria, evitando una crítica social directa (algo bueno para no caer en corrientes poco innovadoras) para traernos un trauma psicológico lleno de pesadillas, esperanzas, ilusiones y vivencias que incluyen una impotencia latente de ver a la protagonista ser víctima de una horrible injusticia con la que desgraciadamente tuvo que experimentar por toda su vida.

ACLARACIÓN: Qué no se note la inspiración (alias copia) hacia Chucho Calderón de La Zona Cero… Considero que también debería dejar de usar números para calificar, sin embargo me gustaría conseguir o ingeniarme mi propio sistema de calificación. Por ahora, sólo verán una frase corta que resume el desempeño del contenido evaluado.

Mientras Llueve. Es más que un simple libro con memorias deprimentes dentro. Mucho más...

NOTA FINAL: Un trauma digno de lectura. La impotencia de un amor desenfrenado e imposible hecho literatura. Una excelente tragedia al estilo del pos-boom latinoamericano.

Este fue un artículo corto. Pero en lo personal, me encantó hacer este homenaje merecido a un titán de la literatura latina. Descansa en paz, Fernando Soto Aparicio. Den +1 (parte de arriba del blog), comenten y compartan este análisis, para que tengamos más impacto.

Nos veremos en otra ocasión. ¡Lo nuevo Ya viene… Sólo esperen lo que sigue, Todo a su Tiempo!


“Ahora el fin marca otro inicio”

5.01.2016

E&H (Edición Colère) #1: De Best of De Best 2

Puerta tras puerta ella continuaba huyendo sin que hubiera un mañana. Era partícipe de una persecución hecha por alguno de esos sujetos de su pasado, el mismo pasado que ella había decidido eliminar hace unos 3 meses atrás, antes de que su amado llegara a endulzar su vida.

—No tienes ningún escape, niña. Sólo permíteme un rato de sumo placer junto a ti—mencionó el sujeto mientras perseguía a Melissa.

—Ya no soy una niña. Y ni muerta estaría contigo, imbécil—contestó ella de forma ruda.

—De cualquier forma, tú y tu supuesto compañero están condenados a esta grandiosa realidad. Pronto él dejará de existir y tú (después de un gran momento) correrás la misma suerte—aseguró ese hombre con bastante firmeza.

Melissa logró encerrarse en una habitación… Esa fue la última que vio porque no había visto otra salida. Sólo estaba una cama, una mesa de noche y un espejo. El aprieto en el que estaba hizo que ella decidiera romper el espejo y usar una de las piezas filosas como arma.

El sujeto forzó unos 10 segundos y logró romper la puerta. La habitación parecía vacía. Aquel hombre caminó unos pasos alrededor de la cama, y de repente Melissa le clava el filo en un pulmón, logrando ahogarlo. Sangre corrió y el hombre empezó a agonizar.

—No tendrás suerte encontrando a ese infeliz. Morirás igual que yo tarde o temprano. Hasta pronto, nena—fueron las últimas palabras de aquel individuo antes de morir.

— ¡Lo… lo maté!—dijo Melissa al quedar completamente estupefacta de la situación.

¡Ahora han entrado a un nuevo inicio!

El artículo de hoy es algo singular. Es un tema que quería tratar desde hace ya bastante tiempo, pero no hallaba la manera de hacerlo. Sin embargo, hoy haré el intento y les presentaré una nueva sección del blog (considérenlo regalo de aniversario): La Edición Colère. ¿En qué consiste? Sencillo, son álbumes que voy a analizar basado en una experiencia que luce poco amena, un tanto insoportable o simplemente un rato de música inestable para mí. Mientras avanza el análisis, nos daremos cuenta de la veracidad de su mala fama.

No todo va a ser malo en estos análisis, no obstante la Edición Colère indicará que la mayor parte de la pieza que estaremos viendo (o escuchando) no fue de total agrado para mí. Sin más que decir en la introducción, inauguraré esta nueva sección con un álbum un tanto bizarro. Damas y caballeros, con ustedes: De Best of De Best, Volumen 2.

Estrenamos sección con la mejor actitud (Por mejor actitud me refiero a ser criticones =P)

(¿Por qué el volumen 2? Porque fue el primero que escuche y el que más pude conocer detalladamente. Y, ¿Qué hay del Volumen 1? Tranquilos, pronto pasará por la Edición Colère).

Para resumir la historia, sólo digo que Virgin Mobile quiso emprender un ambicioso proyecto musical en aquel país de dos océanos, del que son oriundos los Aterciopelados (en materia de rock en español). La idea era para el volumen 1 reunir a varios artistas colombianos de rock, funk, soul y hip hop para que hicieran covers de las canciones clásicas de Diciembre que aún en la actualidad siguen viviendo en la memoria colectiva (Canciones de Pastor López, Rodolfo Aicardi, Los Melódicos, entre otros destacados compositores). La idea para el público fue genial (cosa que no comparto) y Virgin se aventuró en hacer una continuación un tanto diferente.

Este es el volumen 1. Pronto paseará por estos lares...

La idea para el Volumen 2 fue contactar a varios artistas tradicionales de Colombia y algunos otros latinos para realizar covers de las canciones clásicas del Rock en Español (Soda Stereo, Los Prisioneros, Toreros Muertos, Molotov, ustedes saben). La idea fue considerada sacrílega sólo por supuestamente haber destrozado versiones de alta calidad de las piezas interpretadas (cosa de la que difiero).

Bien, ahora veremos qué sucedió con el volumen 2. ¿Estará lleno de interpretaciones memorables? ¿Serán ediciones de baja calidad y muy olvidables? Para responder las anteriores preguntas, abramos el disco y escuchemos:

De Best of De Best: Volumen 2 (2014)


1.   Atado a un sentimiento – Intérprete: Alci Acosta
2.   Devuélveme a mi chica – Intérprete: Billy Pontoni
3.   El baile de los que sobran – Intérprete: Giovanni Ayala
4.   En la ciudad de la furia – Intérprete: Omar Geles
5.   Florecita Rockera – Intérprete: Leonor Gonzales Mina
6.   Gimme tha power – Intérprete: Fruko ft. Nepentes
7.   La muralla verde – Intérprete: Wilfrido Vargas
8.   Mal bicho – Intérprete: Lisandro Meza
9.   Mi agüita amarilla – Intérprete: Alfredo Gutiérrez
10. Mil horas – Intérprete: ‘El Cholo’ Valderrama
11. Señor Matanza – Intérprete: Dragón y Caballero

Nota: El análisis será basado en: Comparación frente a la versión original, calidad del intérprete en el cover, innovación latente del cover y el disfrute que pueda causar. Cada canción incluirá su track respectivo de YouTube para que se deleiten con estas joyas (en especial con la de Giovanni Ayala :v).

Atado a un sentimiento es la pieza que abre este álbum. La canción original de Miguel Mateos en esta ocasión es interpretada por ni más ni menos que Alci Acosta, uno de los más resaltables músicos del género bolero en Colombia. ¿Qué puedo decir de esta rola? No es mala, y hasta es bastante disfrutable. El señor Acosta pudo realizar una versión fresca en bolero de un rock en español, y se siente como una pieza bien trabajada, con el sello personal del artista complementando a la misma canción. Una instrumentación suave y precisa, una voz latente de espíritu y un agradable sonido es lo que deja el primer track. ¡Hasta ahora vas bien, Virgin Mobile!


Devuélveme a mi chica es simplemente épico. No pensemos en ciertos sintetizadores que pueden llegar a ser molestos en algunas partes de la canción… más bien centrémonos en lo que nos entrega Billy Pontoni, una de las grandes voces colombianas de balada, con su versión de la canción de Hombres G. El papel de los instrumentos en algunos momentos puede reducirse a ser una simple copia del ritmo de rock, pero hay ciertos detalles que hacen ser diferente y que hacen innovar a este cover. Pero lo que más decanta es la potente voz de Pontoni cantando cada verso de la canción, porque en verdad es acorde con el mensaje que se quiere transmitir. ¡Otro logro para Virgin!


Los problemas empiezan a pasos agigantados al llegar a El baile de los que sobran. Precisamente la pieza de Los Prisioneros no quedó en buenas manos, o mejor dicho, en buena voz. La voz de Giovanni Ayala en esta canción es realmente aguardentosa y molesta, no inspira carisma y sólo da pena ajena. Ya de paso sabemos que no existe una buena interpretación, y pues la instrumentación no es pésima…pero deja mucho que desear. Es un trabajo complicado pasar este clásico del rock a un género como el corrido, y además es notable que no hubo esfuerzo en hacer este cover (Sólo es pretender hacer con trompetas lo hecho por sintetizadores sin ningún cuidado). No hay innovación y no hay un buen trabajo. Es horrible, por favor no lo escuchen. Es un completo dolor de oídos, Virgin.


¿Qué es lo que sucede con la canción de Soda Stereo: En la ciudad de la furia versionada por Omar Geles? Es un caso muy difícil de explicar. Esta versión es mala, pero por factores un tanto extraños. En principio es veraz decir que la voz de la leyenda del vallenato está bien para la canción, e incluso que podría ser un factor resaltable para que este cover sea aceptable (a pesar de que el término variedad dentro de la canción sea inexistente)…sin embargo, el problema es la instrumentación con el acordeón. No es el instrumento en sí, sino los sentimientos que expresa. Para una canción que expresa misterio y secretos ocultos, un acordeón no es el instrumento adecuado…así se intente acoplar a la tonada. Al final el producto no es pésimo como el anterior track, pero si es bastante mediocre. ¡0 y van 2, Virgin!

La canción está en el minuto 10:38. Y no, no está el vídeo por separado

Florecita Rockera expresa en sus 4 minutos de duración el ideal entero de innovación y variedad. Siendo sincero, creo que el trabajo de la Negra Grande de Colombia en el cover de una canción emblemática de los Aterciopelados es simplemente maravilloso. Es un viaje a través de la mezcla de varios ritmos endémicos de Colombia dando vida a una de las canciones más fuertes que ha tenido el rock. Al principio parece sólo un producto simplón, pero conforme va avanzando tenemos una joya en nuestros oídos. En conclusión es un trabajo que merece ser escuchado de aquí a la eternidad. Resurgió de sus cenizas, Virgin.


Gimme tha power resulta de una colaboración, entre el salsero Fruko y el grupo de rock protesta Nepentes, que resulta un poco efectiva. Aquí sucede el caso contrario a En la ciudad de la furia, pero un tanto más aceptable. Resulta que la instrumentación salsera realizada por Fruko da muy buena pinta e incluso es demasiado disfrutable. Sin embargo no podría decir lo mismo del papel de Nepentes en esta canción. De verdad no ofrece variedad en esta cover, es como escuchar una versión pirata de Molotov. Y no es que la banda sea mala, sino que sólo se acoplan a copiar un estilo a su manera sin ofrecer un producto variado u original. Al final, este es un producto muy regular. ¿Ves, Virgin?


Creo que el éxito de los Enanitos Verdes: La muralla verde interpretada por Wilfrido Vargas nos muestra que los pequeños detalles hacen cambios radicales y espectaculares. Estamos frente a lo que a mi parecer es el mejor track de todo el álbum. Y no es para menos, porque aquí el legendario merenguero ofrece una innovación muy notable y de muy buen gusto. La rola de casi 4 minutos conserva ciertas partes instrumentales de la versión original, y estas son mezcladas con percusiones y trompetas que denotan el ritmo merengue. Además, el ánimo y la energía que irradia la tonada llega a ser mayor que la que los Enanitos dieron en su momento. En fin, es la mejor pieza en De Best of De Best y una bastante bailable. ¡Lo lograste, Virgin. Lo lograste!


Mal bicho tiene ciertas fallas que a simple vista se pueden evidenciar. Por una parte tenemos el desempeño vocal de Lisandro Meza, un popular cantante de cumbia colombiano, dentro de la canción. Y es que esta versión del hit de Los Fabulosos Cadillacs peca en el impacto que tiene la voz sobre los oyentes. No es algo que se desee oír muy a menudo, y a los dos minutos ya puedes estar aburrido de escuchar al señor Meza…sin embargo, no es por la calidad del artista (que ha demostrado en varios trabajos su potencial), sino porque el mismo no demuestra esfuerzo haciendo el cover. Puede que la instrumentación esté hasta buena, pero todo es dañado por el desempeño vocal. Al final, se puede decir que es un cover bastante mediocre. ¿Algo más, Virgin?


Y el siguiente track tristemente sigue por la misma línea. Mi agüita amarilla, original de Los Toreros Muertos y versionada en esta ocasión por Alfredo Gutiérrez es en realidad una canción incompleta. Por un lado, tenemos una combinación valiente de instrumentos endémicos colombianos junto a un piano que en verdad tienen un excelente sonido, digno de esta parodia ochentera. Aún así, aquí también falla la voz. Y es que si bien Alfredo Gutiérrez es considerado un gran artista, su desempeño en este cover es pobre y de muy poca gracia. El compositor sucreño intenta avivar la chispa graciosa de la rola original, pero falla de forma abrupta con una interpretación no muy buena. ¡Otra canción regular a la lista, Virgin!


¿Cuál es la situación de Mil horas realizada por ‘El Cholo’ Valderrama? Es bastante peculiar por la innovación y variedad que ofrece respecto a la obra original de Los Abuelos de la Nada con Andrés Calamaro. El problema con las anteriores melodías era la interpretación vocal mediocre debido en gran parte a la poca armonía entre la voz y los instrumentos. Aquí pasa todo lo contrario: Ocurre un gran acoplamiento de los instrumentos (llaneros, por cierto) con ‘El Cholo’, logrando una pieza bien constituida. Al final, se escucha como un gran acierto por parte del artista y un goce por parte de los receptores. ¡Esto sí está bien hecho, Virgin!


El último track de este pintoresco álbum es una versión nueva de Señor Matanza, original de Mano Negra (banda anglosajona influyente en Latinoamérica) y realizada por Dragon y Caballero, los individuos más jóvenes de este ambiente. ¿Qué se puede decir sobre esto? Sólo que no necesariamente lo más joven es lo mejor construido. No cae en el estilo pésimo de Giovanni Ayala, pero suena como si no hubiera variedad y únicamente fuera un total refrito de la interpretación de Mano Negra. Puede que la interpretación de los chicos sea pasable, pero simplemente no ofrecen nada nuevo referente a lo que ya se vio hace 20 años (Sin contar unos sintetizadores eletrónicos estorbosos). Es mediocre y no merece la pena escuchar esta copia literal hecha con menos ganas. ¡Por eso sigues virgen, Virgin!


La siguiente es mi conclusión: De Best of De Best 2 es una reunión de artistas ya veteranos (casi todos) dedicados a darle sabor a clásicos del Rock en Español. No todos lo logran de manera exitosa…e incluso unos lo hacen de manera mediocre u horrible. Pero los que lo logran nos ofrecen un contenido disfrutable y demuestra el potencial que aún tienen por dar. No es un disco muy malo, pero ciertos cantantes pretenden que sea así, lastimosamente. ¡Te veo mal, Virgin!

Y esto, Virgin Mobile, es sólo el principio de una larga lista...

CALIFICACIÓN: 3/5. Es una calificación bastante justa a mi parecer. Hay artistas destacables, hay otros que se desenvuelven en forma pésima y hay otros simplemente mediocres. Estos últimos les hacen mucha pelea a los que nos quieren dar un producto de calidad. Ahí está la calidad, sólo toca buscarla bien. En general, el álbum es aceptable.

Giovanni Ayala tuvo mucha culpa de que el álbum no obtuviera una nota más alta, pero ya que se puede hacer. Recomiendo escucharla sólo como una curiosidad. Si te gusta, está bien. Si no, también. Lo importante es compartir opiniones y puntos de vista. ¿Dónde? Bien puedan, vayan a hacer comentarios. Próximamente verán en esta misma sección el volumen 1 de esta cosa hecha por Virgin.
Esto es todo por esta ocasión. Nos veremos hasta la próxima. Den +1, compartan y comenten. ¡Adiós!



“Ahora el fin marca otro inicio”